Dentro del BOdy
A través de esta plataforLuis Valenzuela, director del CIT-UAI, explica que la Matriz BHT busca comprender las condiciones de los entornos urbanos y rurales para construir soluciones que impacten positivamente en el bienestar de las personas y su hábitat:  “Se trata de un sistema de información georreferenciada compuesta por indicadores base construidos mediante datos públicos y confiables conectados al territorio, cuya información es procesada mediante programas de análisis de datos basados en algoritmos desarrollados por el CIT, siendo una innovadora herramienta de desarrollo tecnológico desarrollada en Chile, por los profesionales del CIT-UAI”ma digital MBHT es posible visualizar las zonas de nuestro país donde hay oportunidades de mejorar la calidad de vida de sus habitantes.

A través de esta plataforma digital MBHT es posible visualizar las zonas de nuestro país donde hay oportunidades de mejorar la calidad de vida de sus habitantes.


Luego de dos años de trabajo, el Centro de Inteligencia Territorial de la Universidad Adolfo Ibáñez (CIT-UAI) y la Subsecretaría de Desarrollo Regional y Administrativo (SUBDERE), revelaron los resultados finales de la medición de bienestar humano en nuestro territorio, al culminar el “Programa de Fortalecimiento de Capacidades Regionales en Materia de Análisis de Información Territorial para la Toma de Decisiones”.

La presentación fue en el marco del seminario de cierre “Descentralización en Chile: Nuevas herramientas para el desarrollo del Bienestar Humano Territorial”, realizado en la Universidad de O´Higgins, en Rancagua. Contó con la participación de autoridades de la Subdere, gobiernos regionales, municipios y del mundo académico. 

Tras la presentación, se evidencia  la Matriz de Bienestar Humano Territorial (MBHT) —creada por el Centro de Inteligencia Territorial de la Universidad Adolfo Ibáñez (cit.uai.cl)— como  la herramienta estándar oficial para identificar brechas, desafíos y oportunidades en los territorios de las 16 regiones, 56 provincias y las 346 comunas de Chile. 

Para este estudio fue necesario levantar y validar datos con los gobiernos regionales y municipios, y ser procesados en los cálculos de la Matriz BHT.  Por ejemplo, se obtuvo información de 25.653 áreas verdes funcionales para las 117.311 manzanas urbanas y 33.595 entidades rurales del país, entre mucha otra data. 1.014 profesionales de las distintas regiones y comunas del país fueron partícipes de las actividades para levantar y validar estos datos. Así mismo se realizaron 914 capacitaciones en torno a la matriz a lo largo del país”, indica Cristina Cáceres, gerenta del proyecto del CIT-UAI.

Por su parte, Luis Valenzuela, director del CIT-UAI, explica que la Matriz BHT busca comprender las condiciones de los entornos urbanos y rurales para construir soluciones que impacten positivamente en el bienestar de las personas y su hábitat:  “Se trata de un sistema de información georreferenciada compuesta por indicadores base construidos mediante datos públicos y confiables conectados al territorio, cuya información es procesada mediante programas de análisis de datos basados en algoritmos desarrollados por el CIT, siendo una innovadora herramienta de desarrollo tecnológico desarrollada en Chile, por los profesionales del CIT-UAI”.

Para complementar y visualizar esta innovadora herramienta tecnológica, hemos diseñado la  Plataforma de Análisis Territorial, un sistema interactivo de análisis de inteligencia de datos espaciales, que deja de manifiesto las inequidades y retos existentes en los territorios. 

Además permite hacer comparaciones y simulaciones territoriales escalables, desde el nivel país hasta la manzana de un barrio”, comenta el director del CIT-UAI.

Por su parte, Marcela Letelier, directora ejecutiva del CIT -UAI, manifiesta que la Matriz BHT es una herramienta que nace bajo la perspectiva de colaborar en incrementar el desempeño de los gobiernos regionales y municipalidades, con el fin de que dichas instituciones cuenten con las condiciones necesarias para asumir el liderazgo del desarrollo en los territorios bajo su administración.

La idea es robustecer sus competencias de manera  que les permitan incrementar su participación en la decisión de la inversión pública, fomentar el aumento de los recursos de inversión regional y municipal, promocionar la innovación, la competitividad, la creación de redes, el fortalecimiento de los territorios y sobre todo, que permita a sus habitantes alcanzar una mejor calidad de vida de manera integral, satisfaciendo de manera adecuada sus necesidades fundamentales y promover la buena convivencia”, finaliza Luis Valenzuela.