Dentro del BOdy
UAI lanza plataforma que analiza datos de bienestar territorial

Buscando contribuir al estudio y resolución de fenómenos como la inequidad y segregación urbana, el Centro de Inteligencia Territorial de la Universidad Adolfo Ibáñez desarrolló un innovador mecanismo que recopila y permite analizar un serie de variables vinculadas al bienestar territorial para la toma de decisiones.

Fuente: Oficina de Transferencia Tecnológica de la UAI / ott.uai.cl


La llamada “Matriz de Bienestar Humano Territorial” se desarrolló en el marco del Programa Nacional de Fortalecimiento de Capacidades Regionales con la Subdere (Subsecretaría de Desarrollo Territorial) y permite que los usuarios puedan visualizar de manera fácil, amigable y comprensible el bienestar de las personas en el territorio.

Según señala Luis Valenzuela, director del Centro de Inteligencia Territorial UAI, “esta herramienta diseña un sistema de recopilación e interpretación de información por medio de algoritmos que obtienen evidencia conectada al territorio, para comprender las relaciones dinámicas entre las personas y los lugares que habitan. Es un sistema de información que establece una aproximación multidimensional a la configuración del hábitat urbano y rural”. Añade que “su objetivo es comprender las condiciones de los entornos urbanos y rurales, para construir soluciones que impacten positivamente en el bienestar de las personas y su hábitat. Colabora entre otras cosas para que la toma decisiones sea más rápida y efectiva, por ejemplo ¿dónde es mejor realizar las inversiones de una región de manera que beneficie a más personas?”.

Para generar impacto, este sistema puede ser utilizado por municipios y gobiernos regionales (usuarios registrados), disponiendo de una potente herramienta para calcular y simular el impacto que distintos proyectos y programas tendrán en el bienestar de las personas, a través de una aproximación multidimensional a la configuración del hábitat urbano y rural que ayuda a comprender las condiciones de estos entornos para construir soluciones que impacten positivamente el bienestar de las personas.

Asimismo, la MBHT tiene la característica de ser escalar, lo que implica lograr ver los resultados que arrojan sus dimensiones a nivel país, región, comuna, hasta la unidad mínima que es una manzana en un barrio.

Recopilación de información

Según explica Valenzuela, “toda la información tiene un largo desarrollo que comienza con la identificación, obtención y procesamiento  de datos emanados de fuentes oficiales, confiables y gratuitas, luego  incluye el  trabajo en terreno del equipo de investigadores,  donde se recoge información del territorio realizando mediciones con equipos especiales de tecnología geoespacial, diferentes softwares Sistemas de Información Geográfica (SIG) apoyados por drones, estudios cartográficos, imágenes fotográficas,  y por supuesto entrevistas con los habitantes de los territorios,  entre otros insumos. Parte importante de este trabajo es el que se realiza en conjunto con los equipos técnicos de los gobiernos regionales y locales, además del trabajo realizado con las comunidades, ellos efectúan un gran aporte ya que son los que conocen mejor el territorio”, concluye.

Posteriormente, el material es procesado por el equipo formado por profesionales de diferentes áreas, tales como arquitectos, geógrafos, ingenieros, diseñadores, sociólogos, economistas, programadores y periodistas, todos especializados en el tema humano-territorial.

Sobre el uso del sistema

“Creemos que es una gran herramienta para mejorar la calidad de vida de las personas, no solamente en Chile, ya que es posible aplicarla en diferentes áreas y organizaciones, sean gubernamentales, empresas privadas, Ong´s, fundaciones, educación etc. Está disponible para todas las personas de manera gratuita. Nos gusta decir que no tenemos límites y que vamos de Chile al mundo, para mejorar el bienestar de las personas en los territorios que habitan”, expresa el director del Centro que lidera la creación de la MBHT.

La información territorial que se gestiona se está implementando en las 16 regiones de Chile a través de la Plataforma de Análisis Territorial, a la que se puede acceder mediante el enlae https://ibt.uai.asimov.cl/.

En tanto, ya están disponibles los resultados de MBHT en las regiones de Ñuble, O’Higgins, Aysén, Maule, Arica, Valparaíso y Los Ríos. Como hito de culminación de la Matriz BHT se realizan seminarios en todo el territorio urbano y rural del país.

Transferencia Tecnológica

 Según señala Luis Nilo, jefe de propiedad intelectual de la Oficina de Transferencia Tecnológica UAI,  su vínculo con el CIT es mediante el apoyo en la protección de la marca comercial y en los activos de propiedad intelectual generados a partir de los resultados de investigación, de acuerdo a las alternativas que la ley permite.

“Se espera entregar a los mandantes las herramientas desarrolladas  por el Centro en base a los contratos previamente firmados, para que queden a disposición de los usuarios. Con ello, desde la UAI se estaría generando una nueva transferencia tecnológica desde resultados de investigación al servicio de la sociedad”, añade Nilo.